El arte de la espera

Los músicos son verdaderos expertos en esta practica.
El arte de saber el tiempo es, exactamente eso, un arte. No basta con conocer las notas y pulsar la tecla exacta del piano, o cualquier otro instrumento, hay que hacerlo en el momento exacto que la melodía requiere. La música se construye tanto con el sonido como con los silencios, esas esperas necesarias antes de que acontezca la próxima nota.

Quizás una de las mayores causas de nuestro sufrimiento cotidiano (el estrés, la ansiedad, la “desesperación”…) tiene que ver con esto. Parten de no haber aprendido precisamente el arte de la espera. Lo que en psicología se llama “aprender a demorar el refuerzo”, o aprender a resistir la frustración que aparece cuando las cosas no suceden exactamente cuando queremos.

Si crecimos en un entorno excesivamente disponible a colmar nuestros deseos, hace que de adultos creamos que la vida cotidiana también funciona así. perdiendo arraigo y coraje para enfrentar situaciones.-
cuando negamos el caramelo al niño en el momento que lo pida, este no pierde un caramelo, gana la posibilidad para el mañana de poder esperar el tiempo exacto, entre sonidos y silencios hasta escuchar la mas hermosa Melodía!!

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s